Puig i Cadafalch

Ascensión profesional, obras y acción política (1898-1917)

En este periodo Puig i Cadafalch desarrolla una gran actividad y alcanza un alto reconocimiento profesional en los campos de la arquitectura, el urbanismo, la arqueología y la historia del arte. También participa muy activamente en la actividad política catalanista del regionalismo conservador y en destacadas empresas culturales. Como regidor en Barcelona, diputado provincial o parlamentario en las Cortes españolas, capitanea proyectos de modernización urbana y del país.
Dentro del ambiente general de renovación de las arquitecturas europeas en el cambio del siglo XIX al XX, su obra busca en este periodo la definición de unas formulaciones propias con combinación de valores locales y universales, entre la modernización constructiva y la tradición histórica. Aunque su punto de partida se halla en la reinterpretación de los modelos medievales, también incorpora siempre, en mayor o menor grado, patrones procedentes de otros estilos y culturas. La visión integral de la práctica arquitectónica se revela en sus creaciones en una fuerte atracción por las artes decorativas, con la incorporación de los oficios tradicionales, de forma que establece una colaboración extraordinariamente fructífera con artesanos e industriales.

Cronología

Casa Garí en el barrio del Cros de Argentona

1898-1899

Casa Amatller del paseo de Gràcia de Barcelona

1898-1900

Casa de Romà Macaya en el paseo de Sant Joan de Barcelona

1898-1900

Publicación del diario La Veu de Catalunya del que fue fundador y que se convirtió en portavoz del partido de la Liga Regionalista (1901-1933) y de la Liga Catalana (1933-1936), donde siempre militó

1899

Bodegas Codorniu de Sant Sadurní de Anoia

1900-1915

Casa Muntades en la avenida del Tibidabo de Barcelona

1901-1902

Regidor electo al Ayuntamiento de Barcelona por la Liga Regionalista, desde donde intervino en la renovación del museo de arte, el abastecimiento de agua y el alcantarillado, e impulsó el plan de enlaces de la ciudad con el territorio

1901-1905

Casa de Pere Serra en la rambla de Catalunya de Barcelona, actual sede de la Diputación Provincial

1901-1907

Casa Terrades o de las Punxes, en la avenida Diagonal de Barcelona

1903-1905

Casa del barón de Quadras, en la avenida Diagonal de Barcelona

1904-1906

Publicación deL'œuvre de Puig Cadafalch architecte 1896-1904,con motivo del VI Congreso Internacional de Arquitectos en Madrid

1904

Proyecto para el concurso internacional del Palacio de la Paz de La Haya, en los Países Bajos

1906

Restauración de la iglesia de Sant Martí Sarroca

1906

Proyecto con Josep M. Goday de la iglesia votiva del Inmaculado Corazón de María de Buenos Aires, en la Argentina

1906-1909

Participa en la fundación del Instituto de Estudios Catalanes, dedicado a la investigación científica, y organiza la expedición a las comarcas de Val de Aran y Ribagorça, que dio a conocer el patrimonio románico del valle de Boí

1907

Diputado electo a las Cortes del reino de España por la candidatura unitaria de Solidaridad Catalana

1907-1909

Dirección de los trabajos de excavación arqueológica de la ciudad griega y romana de Empúries

1908-1923

Publicación, con Josep Goday y Antoni de Falguera, de la obra L'arquitectura romànica a Catalunya

1909-1918

Fábrica Casarramona en la calle de Mèxic de Barcelona

1910-1913

Casa Pere Company en la calle de Casanova de Barcelona

1911

Casa Mawlay Abd al-Hafiz en el paseo de la Bonanova de Barcelona

1911-1914

Restauración del templo monástico de Sant Joan de las Abadesses, donde trabaja hasta la década de 1920

1912

Diputado electo a la Diputación Provincial de Barcelona

1913-1917

Almacenes Miele en la calle de Ferran de Barcelona

1913-1917

Instalación de laBiblioteca de Cataluña en el palacio de la Generalitat en Barcelona

1914

Proyecto de reforma urbanística del trazado del tramo central de la vía Laietana de Barcelona

1914

Hacia un nuevo lenguaje arquitectónico en la década de 1910

Durante la segunda década del siglo XX, su obra arquitectónica evoluciona rápidamente y se integra en la sensibilidad del movimiento novecentista. Un paso precedido del alejamiento del medievalismo, la aproximación a otros referentes históricos o a la arquitectura más sobria de la Sezession vienesa, como la casa barcelonesa de Pere Company (1911). A partir de ese momento, adoptó plenamente las fórmulas clasicistas y, con ellas, la incorporación de una rica ornamentación barroca. Esa línea se encuentra totalmente consolidada en la próxima etapa, que se inicia entre finales de 1919 y principios de 1920. Se trata de edificaciones que también modifican notablemente las características constructivas, con la incorporación de nuevos servicios, programas y materiales renovadores, especialmente las estructuras de hormigón y hierro.