Más allá de las trincheras (1936-1939). Fotografías de Alec Wainman

Educación y lectura

En la base del proyecto de transformación social de la República española figuraba el propósito de utilizar la educación para convertir a los súbditos en ciudadanos. La República construyó miles de escuelas y pronto se conoció como «la República de los maestros», no en vano las maestras figuraron entre las primeras víctimas de la revuelta militar. Al mismo tiempo, la República desarrolló un programa para llevar libros a todos los rincones del país. La fascinación de los barceloneses, y de los catalanes en general, por los libros resistió incluso a la propia guerra. La Feria del Libro de Barcelona que tuvo lugar en el verano de 1938 contó con una gran asistencia de público. En aquella feria, la República –anticlerical al principio de la guerra–, permitió a los evangelistas protestantes tener un estand de la Biblia.