La memoria de un país

Exposición permanente

Las raíces

Desde el periodo más remoto de la prehistoria, las tierras catalanas son testimonio de actividades humanas. Situada en el extremo occidental del Mediterráneo, Cataluña es una zona de paso por la que han transitado y donde se han asentado las más diversas culturas.

A partir del periodo Neolítico, la extensión de la agricultura y la ganadería propicia la aparición de sociedades cada vez más complejas. Desde el siglo VII aC, la influencia de pueblos orientales, como los griegos o los fenicios, cristaliza en la cultura ibera, una de las civilizaciones más fascinantes de la Edad del Hierro.

Con la llegada de los romanos, en el 218 aC, se inicia un largo periodo de integración cultural y política en el que se conforman algunos de los rasgos característicos de nuestra sociedad. La caída del Imperio romano, en el siglo V, da paso a la creación del Reino visigodo, que se acaba imponiendo en toda la península.

La prehistoria

No sabemos con precisión cuándo llegaron los primeros humanos a nuestras tierras, pero hemos encontrado testimonios con más de 450.000 años de antigüedad. Desde el Paleolítico inferior hasta el Neolítico, podemos seguir el rastro que conforma la condición humana: la fabricación de herramientas, el control del fuego, la capacidad de comunicarse o la concepción de una cosmología para explicar la vida y la muerte.

Los grupos nómadas de cazadores-recolectores, que habitaban en cuevas, nos han legado sus pinturas y grabados. Con la extensión de la agricultura y la ganadería, aparecen los primeros poblados que evolucionan hasta convertirse en sociedades complejas, a las puertas de la Edad del Bronce. Se trata de un largo periodo, lleno de episodios fundamentales para la humanidad, del que todavía nos queda mucho por descubrir.

Cronología

Paleolítico inferior

Culturas del Paleolítico inferior. Primeros homínidos del género Homo erectus. Son capaces de producir herramientas golpeando un guijarro con otro para modificar la forma y convertirlo en una herramienta para las tareas de carnicería.

600.000 al 150.000 aC.

Paleolítico medio

Culturas del Paleolítico medio. Homo neanderthalensis. El control y el uso del fuego se generalizan.

150.000 al 40.000 aC.

Paleolítico superior

Culturas del Paleolítico superior. El Homo sapiens es el protagonista de nuevas adquisiciones técnicas, como el propulsor y, posteriormente, el arco y la flecha. Aparecen las primeras evidencias de representaciones simbólicas: pinturas sobre pared y sobre guijarros.

40.000 al 10.000 aC.

Epipaleolítico

Culturas del Epipaleolítico. Final de las glaciaciones.

10.000 al 5.000 aC.

Neolítico antiguo

Culturas del primer Neolítico antiguo o cardial. Primeros cultivos de cereales y leguminosas y primeros animales domesticados.

5.000 al 4.300 aC.

Neolítico medio

Culturas del Neolítico medio y reciente.

4.300 al 2.500 aC.

Cultura megalítica

Cultura megalítica. Primeros objetos de cobre y bronce.

2.500 al 1700 aC.

Molino de vaivén

Molino de vaivén

Herramientas de sílex

Entre el continente europeo y el Mediterráneo

Durante el Bronce final (1.250-700 aC) las comunidades establecidas en el territorio catalán entran en un periodo de grandes transformaciones sociales, económicas y culturales. Esos cambios se relacionan con oleadas migratorias procedentes del centro de Europa y con el establecimiento de redes de intercambio entre las comunidades a ambos lados de los Pirineos.

A partir de la Edad del Hierro (700-550 aC), los contactos con los pueblos del área del Mediterráneo oriental (fenicios y griegos) favorecen y estimulan el desarrollo económico, tecnológico y cultural de los grupos autóctonos. La evolución que se produce durante esa etapa es decisiva en la consolidación de la cultura ibérica.

Cabaña del barranc de Gàfols

Cabaña del barranc de Gàfols

Casas de adobe

El yacimiento del Barranc de Gàfols (Ribera d'Ebre) es el ejemplo emblemático de un poblado de finales de la Edad del Bronce y presenta una continuidad de poblamiento aislado desde el siglo XI al siglo VII aC. Hacia finales del siglo VII aC, sus habitantes se organizan en una urbe temprana, con bloques de casas de adobe adosadas y separadas por dos calles que se cruzan en ángulo recto.

Vida cotidiana

En las casas hacían vida familiar, molían grano, cocinaban, tejían y almacenaban productos en recipientes de cerámica. La mayoría de la producción era para el consumo directo, pero el intercambio también era una herramienta importante para cubrir necesidades.

Mapa colonias fenicias y griegas

Mapa colonias fenicias y griegas

Los iberos

La cultura ibera se desarrolla a partir del siglo VI aC en una vasta región del Occidente mediterráneo. Se trata de un conjunto de pueblos diversos que comparten una serie de rasgos culturales comunes. Como los griegos o los etruscos, son una civilización compleja y desarrollada, con redes urbanas y comerciales, acuñación de moneda y un sistema de escritura propio, aplicado a una lengua autóctona.

El conocimiento que tenemos de la civilización ibera no ha dejado de crecer en los últimos años. Los yacimientos arqueológicos que encontramos en Cataluña, como el de Ullastret, nos muestran una sociedad compleja, que domina la metalurgia del hierro y mantiene contactos comerciales con otros pueblos del Mediterráneo, especialmente con los cartagineses y los griegos. Esos contactos se intensifican cuando, hacia el 580 aC, los griegos procedentes de Masalia fundan en la costa catalana la colonia de Empúries.

Molinos rotatorios

Molinos rotatorios

La molienda

Desde el Neolítico, moler cereales es una tarea pesada. En los molinos rotatorios, el grano se introduce por el agujero situado en la parte de arriba y, a continuación, se acciona la muela superior para que la fricción de las piedras desmenuce los granos de cereal.

Cambio tecnológico

A partir del siglo V aC, los molinos barquiformes son sustituidos por molinos rotatorios, que tienen dimensiones muy variadas. En nuestras tierras, son característicos de los periodos ibérico y romano. Los romanos llegaron a construirlos de gran tamaño y eran accionados por caballerías.

Mapa de yacimientos iberos

Mapa de yacimientos iberos

La hora de Roma

En el 218 aC, durante la segunda guerra púnica, el ejército romano desembarca en la ciudad aliada de Empúries. Una vez vencidos los cartagineses, sus grandes rivales en el Mediterráneo occidental, los romanos, se establecen en la península ibérica e inician así un largo periodo de dominación. Las diversas rebeliones de los pueblos autóctonos son reprimidas y la sociedad ibérica asimila progresivamente la romanización.

Los romanos estructuran el territorio en provincias y construyen calzadas que conectan los principales enclaves. Tarraco se convertirá en la ciudad más importante de Hispania, donde se instalan numerosos colonos procedentes de la península itálica y del Mediterráneo helenístico. La cultura y la lengua latina arraigan y se mezclan con las culturas locales, sentándose así las bases de una nueva sociedad.

Cronología

Llegada de los romanos

El ejército romano desembarca en Empúries para tratar de impedir que, camino de Italia, el cartaginés Aníbal cruce los Pirineos en el marco de la segunda guerra púnica. Esa fecha marca el inicio del proceso de romanización de la península ibérica.

218 aC.

Revueltas iberas

Las revueltas iberas contra el control de Roma, iniciadas en el 206 aC, terminan con la muerte de Indíbil y Mandonio, caudillos de los ilergetes y los ausetanos, respectivamente.

205 aC.

Segunda guerra púnica

Final de la segunda guerra púnica. Los cartagineses deben ceder todas sus colonias en Hispania. Roma comienza la ocupación y explotación de los recursos de toda la península ibérica.

201 aC.

División territorial

División en dos provincias del territorio controlado por Roma: la Hispania Citerior, con capital en Tarraco, y la Hispania Ulterior, con capital en Corduba.

197 aC.

Guerras celtiberas

Primera y segunda guerra entre Roma y las tribus celtiberas, que consolidan el dominio efectivo de los romanos en los territorios del centro de la península ibérica.

181-152 aC.

Muerte de Viriato

Último enfrentamiento entre Roma y los pueblos lusitanos. La muerte de Viriato marca el fin del conflicto.

155-139 aC.

César contra Pompeyo

Julio César llega a Ilerda para dirigir personalmente el enfrentamiento con los generales de Pompeyo.

49 aC.

Inicio del Imperio Romano

Inicio del Imperio romano con el otorgamiento del título de Augusto a Octaviano. Augusto establece la división administrativa de Hispania en tres provincias: Bética, Lusitania y Tarraconense, y fija su residencia temporal en Tarraco para dirigir las guerras contra los cántabros y los astures.

27-26 aC.

Finaliza la conquista de Hispania

Los romanos derrotan definitivamente a los cántabros y los astures. Se considera que en esa fecha finaliza la conquista de Hispania.

19 aC.

Derecho romano

Vespasiano concede a toda Hispania el ius Latii (derecho de ciudadanía latina).

73 dC

Reinado de Trajano

Reinado de Trajano, primer emperador nacido en Hispania

98-117 dC.

Invasiones germánicas

Tras varias incursiones, los francos consiguen llegar hasta el Ebro, provocando la desaparición de muchos núcleos habitados. Barcino se ve obligada a construir un circuito amurallado y Tarraco es destruida.

253-279 dC.

Maqueta de Tarraco

Maqueta de Tarraco

Descubre un barco hundido

Descubre un barco hundido

El Culip IV

Bajo las aguas del cabo de Creus, se ha encontrado el Culip IV, un pequeño barco romano hundido hace casi dos mil años, en época del emperador Vespasiano. Provenía de Narbona, por aquel entonces uno de los puertos más importantes del Mediterráneo. Desgraciadamente, no llegaría nunca a su destino, quizá sorprendido por la tramontana.

El cargamento

En su interior se han encontrado ochenta ánforas de aceite andaluz, vino y salazones. También se han recuperado vasos de cerámica producidos en la Galia y cuarenta y dos lámparas de aceite, hechas en Roma.

La romanidad cristiana

En los siglos III y IV, las fronteras del Imperio romano ya no son seguras y las crisis económicas y sociales son frecuentes. Una religión monoteísta de origen oriental, el cristianismo, desplaza las creencias tradicionales. Tras un intento de represión, el emperador Constantino legaliza su práctica y, en el 380, Teodosio I el Grande proclama el cristianismo como la religión oficial del Imperio romano.

La sólida organización de los cristianos católicos pervive a la caída del Imperio romano y se convierte en un apoyo imprescindible para los nuevos reinos germánicos. Los visigodos, que en el momento de establecerse en la península ibérica profesan el arrianismo, con el paso de los siglos acaban adoptando el catolicismo como religión oficial.

Cronología

División administrativa

El emperador Diocleciano promueve la última división administrativa de Hispania al dividir la Tarraconensis en tres provincias: la propia Tarraconensis y las nuevas provincias de Cartaginensis y Gallaecia.

298

Cristianismo religión oficial

Teodosio el Grande proclama el cristianismo como única religión oficial de Roma.

380

División del Imperio

División definitiva en Imperio romano de Occidente e Imperio romano de Oriente, que se convertirá en el Imperio bizantino.

395

Reino visigodo de Tolosa

Los visigodos establecen la capital de su reino en Tolosa, al sur de la Galia.

413

Los visigodos en Barcino

El rey visigodo Ataúlfo llega a Cataluña como aliado de Roma para luchar contra los otros pueblos bárbaros y se instala en Barcelona con su mujer Gala Placidia.

415

Caída del imperio romano

Caída del Imperio romano de Occidente con la muerte de Rómulo Augusto.

476

Barcino capital del reino

Tras la derrota contra los francos en la batalla de Vouillé, Gesaleico establece Barcino como nueva capital del reino visigodo. Barcino mantiene la capitalidad hasta el 510. Posteriormente, del 531 al 541, Barcino volverá a ser capital de los visigodos.

507

El baptisterio de Bovalar

El baptisterio de Bovalar

Basílica paleocristiana

El baptisterio, del siglo VI dC, forma parte de una basílica paleocristiana que presidía esa villa rural de la comarca del Segrià. Es testigo de la importancia creciente de la Iglesia durante el periodo visigodo.

Baldaquino

Toda la estructura se cubría con una bóveda de cañón, soportada sobre un sistema de seis arcos de herradura y columnas, que le daban una gran monumentalidad.

Piscina de inmersión

En época paleocristiana y visigoda, el baptisterio es el espacio donde se administra el bautismo. Los candidatos, generalmente adultos, se bautizan con un ritual de inmersión. Cuando se generaliza el bautismo de los niños, a partir del siglo VII dC, los baptisterios dan paso a la pila bautismal.