Toni Vidal retrata la cultura catalana de los setenta

De los pequeños grupos resistentes al boom de la cultura comprometida

En los primeros años de estancia en Barcelona, entre 1968 y 1974, Toni Vidal fotografía a escritores, artistas, historiadores y activistas culturales con la intención de construir una imagen de conjunto de la vitalidad cultural de aquel momento. Con copias originales de la época y tirajes actuales de fotografías que no se habían positivado nunca, hemos creado una instalación que presenta diferentes generaciones y grupos: de los primeros cenáculos resistentes a la gran eclosión de los años setenta.