Mujeres: ficciones y realidades

De los «lobos» del franquismo a los nuevos imaginarios

La participación social y política de las mujeres en los primeros años del franquismo se ha invisibilizado y también está poco documentada, a pesar de que muchas vivieron el exilio, la prisión y fueron también condenadas a muerte o fusiladas.

Las leyes seguían persiguiendo cualquier disidencia femenina relacionada con los estrechos márgenes de conducta establecidos. La moral franquista pretendió imponer un control sobre el cuerpo y la sexualidad femenina. De la mano de la producción cinematográfica, intentó interferir en la experiencia femenina a través de un star system nacional de actrices y cantantes. Desde Hollywood llegaban imágenes idealizadas de mujeres que permitían imaginar otras vidas posibles.

La publicidad asociaba las imágenes femeninas a un uso objetual, fetichista y exhibicionista. De forma gratuita, el cuerpo de las mujeres era objeto de manipulaciones diversas con el objetivo de incentivar el deseo y la pulsión consumista.